Ante un hallazgo posiblemente arqueológico, hay que dejar el sitio tal como se encontró y dar aviso

Actualidad Universitaria 31 de agosto de 2021 Por Material de Prensa
Lo reclaman así desde el Instituto y Museo Gambier. Su Directora dijo que ya se había excavado la tumba y se perdió así información contextual.
2021-08-311155_slide_5715
Material de Prensa

Ya es público el hallazgo de hace unos días de huesos antiquísimos en la zona de Ullum conocida como Playa Hermosa. Sin dudas se trata de un documento arqueológico trascendente, puesto que ese cráneo y huesos probablemente son de un varón de alguna de las culturas de los altos valles, como Calingasta. Sin embargo, hay datos que se pueden haber perdido por tocar e intervenir el sitio donde yacen. “Consideramos que es un hallazgo importante, pero desafortunadamente las personas que dieron aviso a la seccional de Ullum ya habían excavado la tumba y con ello perdimos gran información contextual”, señaló Claudia Mallea, directora del Instituto de Investigaciones Arqueológicas y Museo “Prof. Mariano Gambier”, de la Facultad de Filosofía, Humanidades y Artes de la UNSJ. 

Investigadores/as de esta unidad están trabajando en el sitio y tratando de establecer data de los restos encontrados, trabajo arqueológico que ya señala el carácter de documentos importantes de los huesos para saber más de los antiguos grupos humanos y su desplazamiento por el territorio de San Juan. Por ello, Claudia Mallea insistió con una premisa para quienes encuentren este tipo de muestras en sus salidas al campo: “Es importante recordar a la población que ante un hallazgo fortuito deben dar aviso a la seccional más cercana, pero sin tocar o intervenir el sitio”.

Lo que dicen los restos

Mallea junto al equipo de investigación considera que los huesos corresponden al año 1000 o quizás un poco más y que, por eso mismo, estarían dentro del periodo tardío de la Prehistoria de San Juan. Para determinar con exactitud el año, se utiliza el análisis de radiocarbono en laboratorios especializados y, una vez que proporcionan la fecha, ese dato tiene un margen de error que oscila en algunas décadas. La Directora del Instituto y Museo Gambier sostiene que sería muy arriesgado determinar una cultura a la que esos restos pertenecieron y que, por ahora, sólo es factible aseverar que son parte de las migraciones que comenzaron a ocupar los valles bajos de San Juan; por ello adelanta que corresponderían a alguna de las culturas de los valles altos, como Calingasta. Además, Mallea refiere que, en primera instancia y como una observación macroscópica, los huesos parecen corresponder a un adulto varón por algunas características craneales; sin embargo, esa hipótesis puede cambiar luego del análisis que se realice en laboratorio, ya que se evalúan otros sectores como la pelvis. También aludió que esa persona prehistórica pudo haber vivido en el periodo coincidente con la introducción del arco y la flecha en San Juan, aunque sólo se trate de una primera aproximación.

No es el primer hallazgo

La investigadora indicó que este hallazgo no es el primero en la zona de Ullum. El sector donde fue hallado el cuerpo se encuentra dentro del proyecto de CICITCA (Consejo de Investigaciones Científicas y Técnicas y de Creación Artística– UNSJ) llevado a cabo por el Instituto. “No es el primer hallazgo en la zona y actualmente esa región se está estudiando desde el punto de vista geoarqueológico y bioarqueológico, además de otros aspectos culturales. Por lo tanto, el presente hallazgo proporcionará mayor información del yacimiento y de la prehistoria de los valles bajos de San Juan”, comentó Mallea.

.

Fuente: Prensa UNSJ

Te puede interesar